Mis Libros

/center>

Saturday, 11 July 2015

FESTUM, Capítulo 1, (Parte 2)


http://www.amazon.es/FESTUM-%C2%A1Corre-por-tu-vida-ebook/dp/B00WNNOYOU/ref=sr_1_1?s=digital-text&ie=UTF8&qid=1436654580&sr=1-1



Los hombres desaparecieron casi por completo tras la devastadora guerra de 2030, hoy día solo quedan unos reductos con seres humanos en tres grandes islas donde somos alimentados, nos reproducen para ser sacrificados como alimento a un mundo infestado por sanguinarios vampiros, cuya voracidad parece no saciarse nunca y donde realizan el FESTUM,

Los humanos son criados hasta que alcanzan la mayoría de edad, cuando cumplen los 18 años son enviados a criar más humanos o son sacrificados extrayendo su sangre hasta que los exangües cadáveres son retirados y sustituidos por otros nuevos… Solo existe una ínfima élite de elegidos que, por sus cualidades físicas o sicológicas, son liberados en una de las islas, una noche al año, para participar en su diversión favorita: El FESTUM o “La noche de la libertad” como llaman a la retrasmisión de una especie de cacería de humanos, realizada por vampiros, en la que la treintena de personas son perseguidas como reses escapadas del matadero.

El macabro juego es una trampa mortal para los humanos que participan en ella. Aquellos que sobreviven conservan la vida, y son enviados a un entorno controlado donde se les sigue espiando. Esa es su máxima aspiración en la vida, sobrevivir al FESTUM, aunque sabían que el grupo de elegidos era demasiado minúsculo, cabía una posibilidad entre diez mil de poder sobrevivir a una muerte segura y angustiosa, y si esa noche morías, al menos sabías que el sufrimiento no pasaba de esa cacería nocturna. Hasta ahora, la descendencia de los supervivientes del FESTUM había sido exculpada de igual manera, y permanecía viviendo en la isla menor con los progenitores, solo hasta ahora…

Para los últimos miles de humanos que conformaban la especie, esa es la única enrevesada forma de sobrevivir, participando en esa cacería nocturna anual, solo podrían salvar la vida si corrían hasta el último aliento, lograban huir de esas criaturas nocturnas, incluso si lograban matar a los vampiros que los cazaban.

Los treinta participantes, festantes, conocían la única regla:

Mantenerse vivo hasta el amanecer.

El ser elegido para participar en ese macabro juego era todo un acontecimiento en las vidas de los pobres humanos, una vía de escape de ese infectado mundo al que les habían condenado los vampiros, la única fórmula de despojarse de esa heredada y humillante condición de ser meros trozos de comida para los vampiros.

No comments:

Post a Comment

Deja tu comentario y en breve será publicado. Gracias por tu tiempo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...